Albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Hoy vamos a compartir una receta ligera idónea para una cena en familia o con amigos que nos dejará bien saciados sin necesidad de hacer un plato como entrante: unas estupendas albóndigas de salmón noruego en salsa de eneldo.

Este plato es muy sencillo de preparar y seguro que os va a gustar a todos, ya que la carne de salmón es muy agradable y tierna. Además, presentado de esta forma y con una fresca salsa de eneldo, gustará también a los niños que pueden así irse acostumbrando a tomar pescado de una forma diferente a los clásicos rebozados o empanados.

 

Ingredientes

Para 4 personas
  • Salmón fresco 500 g
  • Mostaza a la antigua una cucharada
  • Huevo1
  • Pan rallado una cucharada sopera
  • Eneldo fresco dos ramas
  • Mayonesa cuatro cucharadas
  • Agua una cucharada
  • Zumo de limón dos cucharadas

 

Cómo hacer albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total30 m
  • Elaboración15 m
  • Cocción15 m

 

Lo primero que vamos a preparar es la mezcla para las albóndigas. Para ello, picamos el salmón con un cuchillo hasta que obtengamos una carne muy picadita. Si lo preferís, podéis utilizar mitad salmón y mitad merluza. Para esta preparación podéis usar lomo o rodajas de salmón, que podéis hacer más económicas si las obtenéis así.

Para picar el pescado, podéis usar el robot de cocina si así lo preferís, pero os quedará más tipo puré que tipo trocitos sueltos. Por eso, a mi me gusta más hacerlo a cuchillo. A continuación la ponemos en un bol y la mezclamos con un huevo, una cucharada de pan rallado, una cucharada de mostaza antigua y una ramita de eneldo picada.

Moldeamos las albóndigas de un tamaño no muy grande. Las pasamos por harina y las freímos en aceite caliente hasta que se doren por fuera. Como el salmón se hace enseguida, no será necesario después cocerlas en una salsa como cuando hacemos albóndigas de carne o las de pollo al curry que tanto nos gustan.

Para hacer la salsa de eneldo, batimos la mayonesa con el agua y el zumo de limón y añadimos el eneldo bien picado, decorando con una ramita para que los comensales vean el ingrediente aromático. En el plato donde las vayamos a servir, ponemos unos cuantos germinados como formando una cama o un nido, y cubrimos con las albóndigas de salmón cubiertas con una cucharada de salsa bien repartida, sirviendo el resto aparte.

 

Con qué acompañar las albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Estas albóndigas de salmón con salsa de eneldo son una excelente forma de introducir un mayor consumo de pescado en nuestro menú. Si las queréis más ligeras, podéis dorarlas en el horno en lugar de freírlas. Servidlas con una deliciosa ensalada y ya es suficiente.

1 Comments

    • Avatar
      Adela Cano Millan
      oct 14, 2018

      Estupenda receta y muy fácil.

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Website: (Site url con http://)
* Comentario:
Escriba el código

Categories