El salmón en la cocina

El salmón en la cocina

 

Usos del salmón en la cocina, por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra.

 

El salmón es un pescado muy apreciado en la cocina por su versatilidad, fácil consumo, gran estabilidad y agradable sabor.

Este manjar se puede consumir fresco, o tras haber sufrido algún proceso de conservación: congelado, ahumado, marinado, etcétera.

El salmón ahumado es muy apreciado como integrante de tapas, pinchos y pequeñas delicias. Combina muy bien con lácteos, como diferentes tipos de quesos, nata o yogur. Aliñado por todo tipo de salsas: salsa ali-oli, mayonesa, salsa de tomate, mostaza. Y acompañado de verduras y hortalizas: pimientos, patata, tomate fresco o al horno, setas, calabacín, espárragos… Junto a algunas frutas: aguacate, limón, granada, naranja. Y como acompañante de otros alimentos como pollo, hojaldres, arroz o pasta.

En forma de rodajas o lomos se puede cocinar a la plancha, frito con ajitos, al horno, solo o con alguna salsa o acompañamiento vegetal. Con nata y caviar también queda muy sabroso.

Como ingrediente en platos fríos como ensaladas, ensaladillas rusas, huevos duros rellenos, espárragos blancos o trigueros...

El abanico de combinaciones es inmenso.

Es un pescado que, por sí solo, ya es suficientemente sabroso y no precisa de la adición de muchos complementos. A su vez, también se adapta a platos con más sabor al quedar un poco más camuflado ante sabores fuertes, por ejemplo, con salsa de soja.

Su carne firme resiste bastante bien los tratamientos culinarios y mantiene bien su forma. Además, sus espinas, muy bien localizadas y de gran tamaño, son fáciles de ver y retirar, lo que convierte al salmón en un pescado muy adecuado para los niños.

 

Fuente: webconsultas.com


Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Website: (Site url con http://)
* Comentario:
Escriba el código

Categories